Los cinco mejores destinos para el viajero solitario

viajero solitario: Hiker solo traveler

La idea de viajar solo por primera vez puede resultar abrumadora. Pero si seleccionas el destino correcto, te darás cuenta de que visitarlo en solitario puede acabar siendo mucho más satisfactorio que hacerlo en grupo. Esta es tu oportunidad de convertirte en el auténtico dueño de tu propio destino decidiendo el itinerario de viaje según tus intereses y liderando tu aventura única. Y si formas parte de la generación de mayores de 50 años (¡la edad es solo un número!), considérate integrante de una tendencia que va en aumento, lo que puede resultar tranquilizador. A medida que aumenta la generación de viajeros mayores de 50 años, también lo hace la necesidad de experiencias de viaje para este colectivo y, por tanto, para el viajero solitario. La jubilación ya no consiste en descansar y reducir la actividad. Ahora gira en torno a experimentar cosas nuevas y visitar nuevos lugares. Pero seguro que ya estás convencido de eso, así que continúa leyendo para saber más sobre algunos de los mejores lugares del planeta por descubrir como viajero solitario.

Lombardía (Italia): una gastronomía exquisita

A menudo pasada por alto debido a la popularidad de la Toscana, la región italiana de Lombardía ofrece un paisaje increíble y una comida y vinos italianos deliciosos. Alójate en el  Radisson Blu Hotel, Milan , en pleno corazón de Milán, para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, como el extravagante Duomo, y luego desplázate en tren fuera de la capital para deleitarte con exquisitas excursiones de un día. Prueba los vinos de Franciacorta, cuna de los mejores vinos espumosos de Italia, o bien viaja hasta Desenzano del Garda y reserva una visita y cata de aceite de oliva, por ejemplo, en la tranquila Frantoio Montecroce. Por supuesto, degustarás el tradicional aperitivo italiano. Y no debes olvidar el helado. ¡Uno al día es totalmente aceptable!

París: un paraíso para los amantes de los museos

Si la Ciudad de la Luz sigue en tu lista de deseos, ¿a qué esperas? Sorprendentemente, es una ciudad muy fácil de recorrer a pie y el sistema de transporte hace que resulte superfácil recorrerla por tu cuenta y planificar tu itinerario por los numerosos museos, como el Museo del Louvre, el Centro Pompidou, el Museo d'Orsay… Y, al final del día, ¿por qué no rodearte del encanto campestre de Radisson Blu Hotel, Paris Boulogne que cuenta con su propio viñedo?

 

Islandia: la apuesta más segura

La condición de Islandia como el destino más seguro (durante 10 años consecutivos por el momento, según Conde Nast) lo convierte en un lugar de visita obligada para los viajeros solitarios. Aparte de la abundancia de maravillas naturales, que van desde glaciares hasta volcanes, pasando por cascadas y fuentes termales, la mayoría de sus habitantes habla inglés y es muy acogedora. Planea un viaje de verano para disfrutar de casi 24 horas de luz solar y espléndidas oportunidades para practicar senderismo. O viaja durante el invierno y disfruta por primera vez de la aurora boreal. Reikiavik es una base estupenda para explorar el país, y solo la ciudad ya ofrece una arquitectura e historia fantásticas.  Elige entre dos hoteles céntricos para sacar el máximo provecho a tu aventura islandesa.

Bali: la experiencia isleña tropical

Playas relajantes, piscinas prístinas y bellos paisajes son solo algunos de los motivos por los que Bali se encuentra en la lista de deseos de muchas personas. Pero también ofrece una cultura inspiradora: sus templos, bailes y ceremonias definen la experiencia turística de Bali tanto como sus playas. El Radisson Blu Bali Uluwatu Resort cuenta con vistas del océano Índico y proporciona ese refugio perfecto tras un día explorando la isla de los dioses.

 

Sídney: donde el mundo se fusiona

Las famosas atracciones de Sídney la convierten en un magnífico lugar para viajeros solitarios. Además, la reputación de los australianos como las personas más cordiales del planeta es realmente cierta. Seguro que enseguida entablas conversación con la gente de allí, y debido a la popularidad del país como destino para mochileros, tendrás más probabilidades de poder compartir experiencias con otros viajeros solitarios. Los mercados de comida de Bondi tienen lugar cada sábado, de 9 a 13 h. Recorre los puestos que venden de todo, desde Pho vietnamita hasta batidos saludables. Otras atracciones importantes son la icónica Ópera de Sídney (te recomendamos que cojas un ferry hasta Manly para disfrutar de las mejores vistas del puerto) y el Museo Marítimo Nacional Australiano. Con una histórica arquitectura tradicional y una fachada vintage de arenisca, el Radisson Blu Plaza Hotel no solo es un lugar perfecto para alojarse, sino una de las joyas ocultas de la ciudad.

Sydney from the 🔝 of the Tower Eye. Photo by @deniserm18n #RadissonBlu #Sydney

A post shared by Radisson Blu (@radissonblu) on

Así pues, ¿estás listo para la aventura? ¡Descubre cientos de destinos más que esperan a ser explorados con Radisson Blu!

Denos su opinión