Explore los huertos en las azoteas de Chicago

Vegetable Chicago rooftop gardens

Tanto por las imponentes vistas de cuatro estados que ofrece el Skydeck Chicago como por los bares de cócteles y restaurantes de moda que dan vida a las azoteas sobre la Magnificent Mile, queda patente que en Chicago gusta la vida en vertical. Sin embargo, no se trata de un lugar que tenga la cabeza en las nubes; la ciudad es conocida por su firme compromiso con la vida ecológica. De hecho, la revista Business Facilities ha nombrado a Chicago la ciudad más ecológica de Norteamérica en más de una ocasión. Con más de 500 tejados verdes y 13 huertos de azotea, las iniciativas de sostenibilidad de Chicago son una bendición para muchos chefs locales, que cultivan y, posteriormente, recogen los productos para sus restaurantes. Ubicado en el corazón del distrito centro, el Radisson Blu Aqua Hotel de Chicago es el cuartel general perfecto para explorar los huertos de azotea más impresionantes de la ciudad y también los restaurantes que aprovechan al máximo esta coyuntura gastronómica tan local, que va “de la azotea al tenedor”.

Chicago rooftop gardens view

Selección de los mejores huertos

El huerto de azotea más famoso de Chicago se encuentra en lo alto del Ayuntamiento, un edificio de 11 plantas con vistas al Loop y a tan solo 15 minutos a pie del hotel Radisson Blu. La azotea verde cuenta con 20 000 plantas representativas de más de 150 especies, junto con colmenas que producen alrededor de 90 kilos de miel al año. Aunque el jardín no está abierto al público, se puede divisar fácilmente desde uno de los edificios más altos de la zona.

A tan solo ocho kilómetros del Ayuntamiento, encontrará el huerto de azotea del centro de congresos McCormick Place , el más grande de este tipo en la región del Medio Oeste gracias a sus casi 1860 metros cuadrados. Las cosechas de temporada del huerto generan más de 3600 kilos de productos biológicos, entre los que se incluyen col rizada, pimientos, tomates y diversas hierbas aromáticas, que después se usan para preparar los platos de la "Cosecha de la ciudad del viento" en el céntrico restaurante 23rd Street Café & Market.

Picking vegetables Chigaco rooftop gardens

Si quiere conocer los tejados verdes de Chicago ahorrándose las vertiginosas vistas, visite el Millennium Park, a tan solo cinco minutos a pie del Radisson Blu Aqua. El parque, que se extiende por encima de los Millenium Garages, resulta ser uno de los tejados verdes más extensos del mundo. Acuda a un concierto en el Jay Pritzker Pavilion o pasee por el Lurie Garden de las cuatro estaciones, que se inunda de coloridas equináceas durante el verano.

Tras recorrer el Millennium Park, prosiga hasta el Peggy Notebaert Nature Museum, a tan solo unos 6 kilómetros de Lincoln Park. El museo no solo ofrece una magnífica oportunidad para acercarse a la naturaleza (el refugio de mariposas Judy Istock es especialmente famoso) sino que también alberga uno de los mejores jardines de azotea de la ciudad. El centro ofrece recorridos por su techo verde, el escaparate de una extensa colección de plantas de la sabana y la praderas. Y como añadido extra, el paseo por la azotea brinda unas vistas espectaculares del horizonte de la ciudad del viento.

Restaurantes de la azotea al tenedor

Una vez que haya visitado alguno de los jardines de azotea de Chicago, pruebe sus frutos en restaurantes locales como Homestead on the Roof. Este es uno de los restaurante de la granja a la mesa preferidos y ofrece un moderno menú de la nueva cocina norteamericana que incluye cócteles artesanales, vinos de producción limitada y platos de temporada elaborados con ingredientes de cultivo propio. La terraza en la azotea para 80 comensales del restaurante está escondida sobre la pizzeria Roots en Ukrainian Village y tienen vistas a un jardín orgánico repleto de frutas, verduras y hierbas. Recibe su nombre de uno de los mejores restaurantes al aire libre del país, y cuando esté disfrutando de los mejillones con especias egipcias o el bistec de coliflor, le resultará fácil descubrir el motivo. Si visita la ciudad en invierno, busque sitio en el comedor rústico chic con una pared de abedul vivo.

Denos su opinión