Béisbol y blues: Explorando Chicago en todas las estaciones

Bicycle, park bench and flowers overlooking lake

No importa en qué época viaje a la ciudad del viento, encontrará un Chicago repleto de actividad durante todo el año. Con la primavera llegan la fiebre del béisbol y las estancias para ver Lincoln Park en flor. El verano pone al Lago Michigan en el punto de mira, con playas, deportes de vela y fuegos artificiales. También es el momento de disfrutar de muchos de los mejores festivales de Chicago. En otoño e invierno, sus habitantes se trasladan a espacios interiores para entretenerse en museos de altos vuelos y en acogedores locales nocturnos, o se reúnen para patinar en las pistas al aire libre repartidas por toda la ciudad. Tanto si ayuda a romper “la maldición de la cabra de Billy” en el Wrigley Field como si quiere patinar sobre hielo en el Millennium Park o disfrutar del mayor festival de blues gratuito del mundo, descubrirá que Chicago es verdaderamente una ciudad para visitar en cualquier estación.

Primavera

Ninguna visita a Chicago en primavera está completa sin asistir a un partido de béisbol. El emblemático Wrigley Field, con su muro cubierto de hiedra y su famoso equipo maldito, es un tesoro nacional. Cantar el “Take Me Out to the Ballgame” con los infatigables aficionados de los Cubs es una de las mejores experiencias deportivas. ¿No ha tenido suficiente del pasatiempo norteamericano favorito? Diríjase al U.S. Cellular Field en el South Side para animar a los White Sox, el otro equipo de Chicago que juega en la MLB.

Springtime in Chicago

Quizá en ninguna otra parte el hechizo de la primavera es más potente que en los brotes frescos de salvia morada del Lurie Garden, oculto en el Millennium Park cerca del Jay Pritzker Pavilion. El pabellón alberga gran variedad de conciertos y espectáculos, y es un lugar pintoresco para una comida campestre en primavera. El Lincoln Park, donde se encuentra el adorado Lincoln Park Zoo, también es un magnífico paraje donde pasar una tarde en familia. Otra de sus ventajas es la entrada gratuita tanto al parque como al zoológico.

Si quiere ponerse en movimiento, alquile una bici en la estación de bicicletas del Radisson Blu Aqua Hotel de Chicago, y pedalee por la relajante orilla del lago Michigan. En cuanto haya abierto su apetito, regrese para una cena al aire libre en el elegante y moderno restaurante Filini , donde el chef ejecutivo Rick Starr sirve cocina auténticamente italiana.

Verano

En verano, Chicago está repleto de parques en flor, playas iluminadas con hogueras y vibrantes festivales prácticamente en todos los barrios. En junio, los amantes de la cultura no pueden perderse el Chicago Blues Festival, que es el mayor festival de blues del mundo, ni el Remix Chicago, un evento ecléctico en el que las calles cobran vida con arte reciclado, vendedores de cerveza artesana y grupos muy potentes.

Lake Michigan Chacago summer

La bulliciosa área que rodea el Navy Pier es una zona muy visitada en verano. Póngase al día con el Bardo en el Chicago Shakespeare Theater, observe los fuegos artificiales los miércoles y sábados, o haga un crucero que recorre algunas de las obras arquitectónicas más deslumbrantes de Chicago. Si quiere tener una perspectiva inolvidable de la ciudad, disfrute de una vista panorámica del horizonte con un viaje en la noria Centennial Wheel de 60 metros de altura en el Navy Pier.

Otoño

Con brisas frescas y una cálida paleta de tonos grises y marrones, el otoño envuelve a Chicago como el mejor suéter de lana. Se trata de la época del año más propicia para la reflexión en Chicago, la coyuntura ideal para estrenar infinidad de películas románticas independientes. Y, como la mayoría de los romances, un buen lugar para empezar es un museo.

Chicago in autumn

Las familias disfrutarán del famoso Museum Campus, que incluye el Shedd Aquarium, el mayor acuario cubierto del mundo, y el Adler Planetarium, donde puede unirse a la búsqueda del misterioso Planeta 9. Si un viaje entre las estrellas no es bastante, el otoño también ofrece la oportunidad perfecta para explorar la vida nocturna a lo largo de la Magnificent Mile. Durante los meses de septiembre y octubre, disfrute de un agradable clima mientras toma cócteles en las elegantes terrazas de azotea de la ciudad. Y cuando el otoño esté más entrado, protéjase del frío en un acogedor pub irlandés o un tranquilo bar deportivo.

Invierno

El invierno en Chicago es revitalizante. A tan solo cinco minutos a pie del Radisson Blu Aqua Hotel, encontrará dos excelentes lugares para patinar sobre hielo: el Maggie Daley Park Skating Ribbon, que serpentea unos 400 metros a través del paisaje ondulado del parque, y la valorada pista del Millennium Park, que se asienta en las sombras del famoso horizonte de Chicago. Con la luz tenue de una tarde de principios del invierno, la pista es uno de los lugares más sugerentes de la ciudad del viento.

Winter night in Chicago

Tras un día de patinaje, entre en calor con una de las famosas pizzas de plato hondo al estilo de Chicago en Giordano’s. O diríjase al Radisson Blu para un servicio de té moderno junto a la chimenea de 15 metros de longitud, seguido de un chapuzón en el jacuzzi del hotel. Ponga un broche de oro a la noche con los cócteles y el jazz nocturno del histórico Green Mill, en tiempos uno de los favoritos de Al Capone.

Denos su opinión