Guía de actividades para niños cerca del centro comercial Mall of America®

Little child skiing in the mountains in winter

Desde la práctica de esnórquel en el SEA LIFE Minnesota Aquariumhasta la escalada en uno de los mayores parque infantiles cubiertos del país, la extensa región de Minneapolis ofrece gran cantidad de entretenimiento para los niños curiosos. Conectado con el centro comercial Mall of America® a través de un paso elevado, el Radisson Blu Mall of America ofrece el cuartel general perfecto para una aventura en familia. Tras registrarse en el hotel, los niños recibirán un pasaporte Blu, que ofrece sugerencias con las actividades y atracciones cercanas. ¡No se pierda las actividades predilectas de las familias durante su estancia!

Edinborough Park

Si los niños están deseando salir a jugar pero el tiempo no acompaña, diríjase al Edinborough Park: un parque cubierto de 4000 metros cuadrados a tan solo ocho minutos del Radisson Blu. Edinborough alberga uno de los mayores parques infantiles cubiertos del país, donde los niños pueden columpiarse, deslizarse, escalar y gatear mientras recorren una enorme estructura de más de 12 metros de altura. También encontrará un hinchable para bebés, una piscina olímpica juvenil, una cafetería que sirve tentempiés y un anfiteatro en el que puede asistir a un espectáculo dirigido a familias.

Edinborough Park Minnesota

El Minnesota Children’s Museum

El centro comercial Mall of America® está repleto de atracciones infantiles, y los niños estarán encantados de poder subir en una montaña rusa, atravesar un túnel subterráneo donde podrán observar tiburones y lanzarse por la tirolina de interior más larga de Norteamérica. Pero asegúrese de reservar tiempo para pasarse por el Minnesota Children’s Museum, situado en la tercera planta del centro comercial, donde los niños pueden poner su imaginación en marcha. Los jóvenes exploradores pueden excavar en busca de huesos de dinosaurios y artefactos en un arenero, poner su mente a prueba con juegos científicos y disfrutar recorriendo exhibiciones de sus iconos culturales preferidos.

Little boy enjoying Minnesota Childrens Museum

Aunque el museo hará disfrutar a niños de todas las edades, muchas de las exposiciones prácticas están diseñadas por especialistas en la primera infancia, lo que hace que la experiencia resulte ideal sobre todo para niños de seis años o menos.

Hyland Lake Park Reserve

Una mañana al aire libre es una estimulante manera de empezar el día y la Hyland Lake Park Reserve ofrece una pintoresca pradera y numerosas actividades para toda la familia. El Hyland Play Area es un parque infantil galardonado con una enorme sección para escalar y deslizarse con cuatro toboganes de más de 15 metros, y también incluye una zona de juegos específica para niños con discapacidades. El campo de golf de disco de 18 hoyos proporciona un campo de juego para los niños más mayores y adultos que quieran hacer realidad sus sueños competitivos con el disco volador. Aquellos que deseen pasar una tarde relajada, pueden visitar el centro natural o preparar una comida campestre y relajarse a orillas del lago.

Si visita el lugar en invierno, diríjase a la zona de esquí y snowboard Hyland Hills del parque, donde podrá bajar pendientes, esquiar a lo largo de más de 11 kilómetros de pistas campo a través o practicar snowboard en el snowpark, donde hay un medio-tubo y se ofrecen clases para principiantes.

Cliff Fen Park y Minnehaha Regional Park

Además del Hyland Lake, encontrará otros dos parques populares a 15 minutos en coche del Radisson Blu: el Cliff Fen Park y el Minnehaha Regional Park. El Cliff Fen Park es un espacio verde de más de 16 hectáreas donde podrá jugar al voleibol, pasear por los senderos, disfrutar del parque infantil Burnsville Lions Playground o, si hace buen tiempo, dejar que los niños se empapen en los elementos acuáticos de la zona de chapoteo.

El parque también ofrece acceso directo al Minnesota Valley National Wildlife Refuge, una extensión de más de 5665 hectáreas de superficie terrestre y acuática protegida a lo largo del río Minnesota, que sirve de hábitat para aves acuáticas migratorias y otra fauna de humedales. Dependiendo de la estación, podrá escalar, andar en bici, pescar, navegar en canoa o practicar esquí de fondo o raquetas en el refugio.

Minnehaha Regional Park

Por otra parte, el Minnehaha Regional Park es un oasis verde por el que se extienden circuitos para ciclistas a través de coloridos jardines. Encontrará tranquilos senderos por los que pasear, una piscina infantil para que los niños chapoteen y una estación de tren de estilo victoriano que se puede visitar (denominada Estación Princesa en referencia a la arquitectura gingerbread de su cubierta). La joya del parque es Minnehaha Falls, una cascada de más de 16 metros de altura inmortalizada por Longfellow en su poema “El canto de Hiawatha”, y que sigue siendo el lugar más fotografiado de Minnesota.

Denos su opinión